Dolor-de-espalda-dormir

¿Qué puedo hacer para tener huesos más sanos?

Sin los huesos y articulaciones es complicado que podamos realizar una vida normal e incluso llevar una vida activa y saludable sin una buena calidad en nuestro tejido óseo. Pero nunca es tarde para hacer lo correcto en cuanto a su cuidado.

A continuación os dejamos algunos consejos para mantener la salud de tus huesos y articulaciones.

1. Consuma una dieta bien balanceada y rica en calcio y vitamina D.

  • Calcio, para mantener los huesos densos y fuertes. La leche y los productos lácteos son la mejor fuente de calcio, ya que contienen una forma de calcio que el cuerpo puede absorber fácilmente. Otras fuentes de calcio son:
    • Tofu (fortificado con calcio)
    • Leche de soya (fortificada con calcio)
    • Verduras de hojas verdes (por ejemplo, brócoli, coles de Bruselas, hojas de mostaza, col rizada)
    • Col o repollo chino (o “bok choy”)
    • Fríjoles o legumbres
    • Tortillas
    • Sardinas o salmón con huesos comestibles
    • Camarones
    • Jugo de naranja (fortificado con calcio)
    • Pan
    • Nueces o almendras
    • Productos de leche (leche, queso, yogur)
  • Vitamina D, que ayuda a su cuerpo a usar el calcio. Se incluyen en fuentes de Vitamina D las yemas de huevo, pescado de mar, hígado, y leche con vitamina D agregada, y cereales entre otros.

Algunas personas pueden necesitar suplementos nutricionales para obtener suficiente calcio y vitamina D.

2. Realizar ejercicio a menudo. Al igual que los músculos, los huesos se ponen más fuertes con el ejercicio. Los mejores ejercicios para los huesos sanos son los ejercicios de resistencia y carga, como caminar, subir escaleras, levantar pesas y bailar. Trata de hacer 30 minutos de ejercicio al día.

3. Cuidar el equilibrio y la postura: Mejora tu equilibrio y fuerza caminando todos los días y realizando clases de Tai Chi, yoga o baile. Consultar con un médico especialista algunos ejercicios que mejoren la postura en tu rutina normal.

4, Lleva un estilo de vida saludable. No fumes, y si decides tomar alcohol, que no sea en exceso.

5. Habla con el médico sobre la salud de tus huesos. Repasa tus factores de riesgo con el médico y pregúntale si debes hacerte una prueba de densidad ósea. Si es necesario, el médico puede recetarte medicamentos para ayudar a prevenir la pérdida de los huesos y reducir su probabilidad de tener fracturas.